935.182.947 | 678.350.004 am.kalin@hotmail.com

20150202_212556-1_resized

27/03/2014 DIARIO DE PRENSA DIARIO CATALÁN: ”ara”

HOMBRE CATALÁN BUSCA NOVIA RUSA PARA CASARSE

A pesar de la crisis, las agencias matrimoniales que ponen en contacto hombres de aquí y mujeres de Rusia continúan triunfando
Las agencias sólo aceptan mujeres con intenciones maritales serias. Elena Kalinchankava dirige la a Agencia Matrimonial www.go2minsk.com
“Creo que soy atractiva e inteligente. Me gusta tener un hogar acogedor y una vida familiar. Quiero ser la única mujer de un hombre inteligente , agradable, que me valore y respete mi amor. Me gusta hacer punto y me gustaría tejerle unos calcetines a mi amado.” De esta manera se presenta Elena, natural de Rostov (Rusia) y empleada en un banco., en la web de una agencia matrimonial catalana. Elena divorciada y con 43 años, es una de las centenares mujeres rusas apuntadas en agencias matrimoniales de Catalunya. El objetivo de todas ellas es casarse con un catalán y empezar una nueva vida aquí lejos de la fría estepa rusa.
El fenómeno de las agencias que ponen en contacto hombres catalanes y mujeres rusas con finalidades matrimoniales surgió a finales de los 90 y tuvo un gran éxito durante los primeros años del 2000, en plena expansión económica. Hoy, a pesar de la crisis, la mayoría de estas agencias continúan en activo. El fraude está muy extenso en internet . Todos hemos recibido alguna vez algún espam con mujer del este diciéndonos que nos quiere conocer. A demás, mu has webs de contacto usan fotos falsas, de actrices o modelos rusas, como reclamo. Por esso cuando un hombre de aquí quiere conocer una chica del este con fines serios, suele ir a una agencia con una oficina y gente que de la cara. Los países mediterráneos les resulta muy atractivas a las rusas. Tienen buen clima y sociedades del bienestar más o menos sólidas. Por lo que hace a los hombres de aquí, a muchos les gusta el tipo de belleza eslava y el hecho de que muchas de estas mujeres muchas veces tengan valores más tradicionales que las de aquí.
MAS MUJERES QUE HOMBRES
Otro factor a tener en cuenta es que en Rusia hay muchas más mujeres que hombres. Según datos del censo poblacional del 2010, viven 10 millones de mujeres (76,7 millones, el 53,7% de la población) que de hombres (46,3%, 66,2 millones). El motivo principal del desfase es que la esperanza de vida de los hombres es bastante más baja que la de las mujeres. Una investigación publicada en la revista médica The Lancet establecía que el 25% de los hombres rusos mueren antes de los 55 años. Las causas principales de estas muertes prematuras, siempre según el estudio, estarían relacionadas con el alcoholismo: enfermedades de hígado, intoxicación etílica y accidentes y peleas después de haber ingerido alcohol. La desproporción entre mujeres y hombres en Rusia hace que sea mucho más competitivo para una mujer encontrar pareja allá. Esto lleva a poner la mirada en los hombres extranjeros.
Elena Kalinchankava dirige una agencia matrimonial con sede en el centro de Barcelona, que pone en contacto chicas del este y hombres de aquí. La empresa de Elena es una empresa catalana-española dedicada al mundo de las relaciones humanas. Elena es originaria de Polotsk, una ciudad bielorrusa situada al lado del río Dvina y dispone de doble nacionalidad española y bielorrusa. Elena decidió crear su propia agencia matrimonial, a raíz de su experiencia personal. “Yo misma encontré mi marido, que es catalán, a través de una agencia matrimonial. Mi proceso de búsqueda tardó 4 años”, explica al periódico “ARA”. Ahora felizmente casada, Elena montó su propia agencia. “Era un mundo que yo ya conocía desde dentro y tenía muchas ideas sobre cómo se podía perfeccionar”, comenta.
Para Elena, la clave es no engañar nunca a los clientes. “Las agencias matrimoniales serias no son fábricas de encontrar mujeres rusas. Los hombres que vienen han de tener claro que, por mucho que a ellos les gusta una mujer, ella está en todo su derecho de rechazarlos”. Elena explica, a pesar de esto, que el porcentaje de su éxito es alto: un 90% de los hombres que llegan a su oficina acaban encontrando pareja. Entre el público que visita la oficina de Elena hay todo tipo de perfiles. “Vienen desde altos ejecutivos hasta mossos d’escuadra” enfatiza.
La mecánica para encontrar una esposa rusa a a través de una agencia matrimonial funciona de la siguiente manera: los hombres seleccionan los perfiles de mujeres que les gustan a través de un catálogo con fotos y datos (peso, altura, edad, estado civil, si tienen hijos) de la agencia. La mayoría se suelen fijar exclusivamente en el físico, pero aquí intentan asesorarlos sobre los perfiles que más encajan con ellos. Más tarde, una vez la selección se ha reducido entre cuatro y diez mujeres, la agencia los pone en contacto por teléfono o Skyp. Si la cosa funciona, el siguiente paso es conocerse físicamente. Aquí hay dos opciones: o el hombre se desplaza a Rusia o las chicas vienen a Cataluña. Si es el hombre el que se desplaza a Rusia, se conciertan citas con las finalistas. Normalmente, cuando la chica viene aquí es porque claramente parece ser la mujer soñada por el hombre catalán. “Aunque , hasta que no se conocen , la verdad es que nunca se sabe si hay química” apunta Elena.
El coste de todo (viajes, llamadas y burocracia si el amor triunfa y, finalmente, hay boda) suelen ir a cargo del hombre. “Aunque no siempre. Nosotros últimamente trabajamos con mujeres de Siberia. Como el billete de avión para allá es caro, muchas se ofrecen a pagar la mitad”, explica Elena. El caso de las chicas siberianas, pero, es una excepción. En una mecánica en que el hombre es quién desembolsa el dinero, ¿cómo se puede asegurar que las chicas rusas están realmente buscando un marido y no buscan simplemente, por ejemplo, unas vacaciones pagadas en Cataluña? “Vamos con mucho cuidado a la hora de escoger candidatas. Colaboramos con agencias en Rusia y Bielorrusia que hacen entrevistas personales a las mujeres y nada más aceptan las que tengan intenciones matrimoniales serias –dice Elena. Y si un cliente me dice que una chica que ha conocido le pide dinero o regalos, queda eliminada de la base de datos de la agencia ipso facto”.

El mito de la mujer rusa

En abril del 2008, en una rueda de prensa acompañado de Silvio Berusconi, Vladimir Putin, entonces aún presidente de Rusia y a un mes de ser nombrado primer ministro, afirmó: “Creo que no es una sorpresa si os digo que me gustan las mujeres rusas. Son las más bellas del mundo”. El mandatario ruso respondía a una periodista sobre si estaba a punto de divorciarse y, al mismo tiempo, recogía un cliché famoso: el de la proverbial belleza de las eslavas. Con una altura media superior a las mujeres mediterráneas , el estereotipo de la belleza Rusia está muy extendido sobre todo en el mundo de la moda y la alta costura. Rusia es uno de los países que más modelos internacionales exporta: Natalia Vodianova, Natasha Poly, Irina Shayk o Anna Selezneva son sólo algunas del largo listado de rusas que triunfan sobre las pasarelas internacionales.